martes, abril 13, 2010

Biografía. "Clint Eastwood", de Patrick McGilligan


Buford Tannen: What’s your name, dude?
Marty McFly: Mart...Eastwood. Clint Eastwood.
Buford Tannen: What kinda stupid name is that?
"Back to the future Part III", de Robert Zemeckis

Un lustro es un montón de tiempo, tiempo suficiente para cansarte de cualquier cosa. Pero el tedio y el hartazgo aún no han entrado en este blog, afortunadamente: no me apetece chapar el garito. Después de cinco años este rincón sigue siendo oasis, que no cárcel, lugar de ocio y recreo a pesar de su vocación de isla siniestra y, para demostrarlo, el libro que ha caído este año de regalo, de parte de la persona que se sabe todas las fechas y que me regala todos los libros, se aleja de cualquier tratado cinéfilo para adentrarse en la pura frivolidad chafardera. Del cineclub caemos al marujeo. Sin perdón.
Desmontando a Clint, con demanda incluida por intentar destruir la reputación de la sacrosanta estrella, el gran héroe americano, el último clásico vivo, dicen. Del centenar largo de páginas que llevo leídas se desprende que el empeño del escritor se centra en contradecir la historia oficial, el dossier de prensa que durante décadas ha intentado que el ser de carne y hueso y su reflejo de celuloide fueran la misma persona: verdades a medias que embellecieron biografías autorizadas y que son despedazadas sin piedad en el biopic elaborado por McGilligan: explicar que se vuelve vulgar al bajarse de cada escenario, como cantaba Enrique Urquijo. Al parecer, detrás de su mirada acerada de pistolero solitario se esconde un tío simpático y sociable, bastante tacaño, incansable womanizer, republicano acérrimo, un actor y director sin dotes pero con mucha suerte.
En fin, me quedo con su obra, con su cine y sus personajes, como sucede con tantos otros creadores que pueden decepcionar en las distancias cortas pero, qué se le va a hacer, me hacen gracia estas desmitificaciones.
Alégrame el día, Clint.

El mundo se divide en dos, Tuco: los que encañonan y los que cavan. El revólver lo tengo yo, así que ya puedes coger la pala.
"El bueno, el feo y el malo", de Sergio Leone

13 comentarios:

  1. Estupenda entrada para celebrar un aniversario (supongo). Héroe en la pantalla, villano en la vida diaria. Le viene bien un poco de caña tras tanto elogio (un tanto desmedido, según mi opinión). Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí que es un aniversario: cinco años de blog, quién lo iba a decir. Tal día como hoy, sentado exactamente en el mismo lugar y delante de la misma pantalla, fue la primera entrada, el primer engendro bloguero. Y así escrito ya no sé si alegrarme: cierta inmovilidad ¿no? Je, je.
    Saludos, amigo.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena por el lustro de vida blogueril. Y pensar que yo no levo ni un año... Mi más sincera enhorabuena por tu trabajo y que sigas deleitándonos en este lugar paradisíaco y no sea jamás una cárcel como dices.
    Un saludo.
    por cierto, buen regalo.

    ResponderEliminar
  4. He oido hablar de esa biografía. La probabilidad de que yo vaya a conocer personalmente a Clint Eastwood es tan minúscula (por no decir cero, directamente) que prefiero quedarme con su obra e imaginarme que él es como su personaje de Gran Torino en la realidad.
    Uff, cinco años, me llevas el doble; yo no creo que aguante tanto. Muchas felicidades. Tienes un mérito, y una calidad en tus escritos, enorme.

    ResponderEliminar
  5. Cinco años. Cinco libros. Cientos de películas y muchas más horas escribiendo. Me alegro que sigas disfrutando con esto. Felicidades.

    ResponderEliminar
  6. Buenas, buenas, estimado Licantropunk, no hay nada como una buena biografia, si señor, por mi lado tengo unasa cuantas aun por leer, a ver si me pongo al dia en lo que va del año. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Pues enhorabuena por los cinco años, en primer lugar.
    Ya sé que es un tema muy viejo, pero para mí lo malo de estas biografías (no autorizada, en este caso), aparte de lo que pueda ser irreal (o medio verdad o incompleto), es que te puedes hacer una idea extracinematográfica del personaje que puede influir cada vez que lo veas en una película. Ahí está el esfuerzo sobrehumano que exige creerse al clásico Rock Hudson... Prefiero los centrados en su obra, como el último que salió sobre Woody Allen: un libro flojo pero que ayuda a entender los últimos petardos que hace...

    ResponderEliminar
  8. ¿Cinco años ya, Licantropunk?. Envidiable... Felicidades. Hace menos de dos que descubrí este blog y desde entonces disfruto casi siempre que entro de la lectura y del particular estilo con que reseñas, espero sea por mucho más tiempo.

    (Obvio al tito Clint y hoy solo dejo el halago: sabes que es sincero)

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  9. Pues me alegra un montón que cumplas cinco añitos con esa alegría y con esas ganas de seguir contando cosas. Yo tengo mis días bajos y después de lo de Atikus (antes Nancicomansi), estaba empezando a temer el efecto dominó. Puede que como dices tú, sólo consista en sentarse cada día y escribir lo que quieras sin esperar grandes cosas. Cinco años ya son muchas cosas. Enhorabuena.
    Menuda frase la del final del post jajajaja, me la quedo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Felicidades por los 5 añitos tronko, continúa así mientras te queden neuronas libres.
    Y sobre Clint sólo digo una cosa: que para la mayoría, y cuando digo la mayoría, digo la mayoría, antes hacía películas malas y ahora resulta que es un semi-dios. Yo me quedo con aquella frágil rubia, aquel orangután cachondo, y aquellas frases lapidarias del sargento de artillería Highway.
    Ah y no tiene nada que ver, pero ya que estamos con libros, léete el de Robe si es que no lo has hecho, es como medio tripi encuadernado.

    ResponderEliminar
  11. Es estupendo que te feliciten por cumplir cinco años: hacía mucho de la última vez que me pasó eso. Gracias, gracias.
    Ya veremos si cumplimos un año más el blog, Clint y el Robe también. Malo será.

    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  12. Pues felicidades y ni por asomo "chapes el garito"... jeje.

    En cuanto a Clint... humanos somos todos, dirigir películas unos cuantos y hacerlo como él... (para bien y para mal) sólo él, no? Pues eso. Me divierten las biografías pero procuro situarlas en su sitio, esto es, mi disfrute al leerlas pero poco empeño en juzgar al trozo de carne que hay bajo el artista. Todos los trozos sangran, cachis! mira que parece molestar un hecho tan simple.

    Besos y cinco tirones de teclas!

    ResponderEliminar
  13. Hace poco le dediqué un post al amigo Clint,tanto en esta biografía como a su última película que no me gustó nada.A riesgo de que me culeguen,Clint está demasiado mitificado.Es uno de los grandes,cierto,pero no tanto.Una nueva visión de sus películas no hace recular.Tiene obras maestras,desde luego,pero ya digo,otra visión más profunda y nos quedamos con menos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar