viernes, abril 05, 2013

"Los últimos días", de Álex Pastor y David Pastor

"They're here, the end times" 
Saul Goodman
"Breaking Bad" 
Temporada 4, Episodio 12, "End times"

El astuto abogado de Walter White (Bryan Craston), Saul Goodman (interpretado a la perfección por Bob Odenkirk: uno de los mejores personajes que ofrece la serie: Better call Saul!) anticipaba en su afirmación la certeza antigua de que el tortuoso camino delictivo trazado a lo largo de la serie "Breaking Bad" había llegado a un desgraciado final en aquel capítulo: este asunto no podía terminar bien. Lo mismo debe haber pensado el cine español, ya que en los últimos tiempos parece haberse asomado al cine apocalíptico y de catástrofe global: "Fin" de Jorge Torregrossa o "Extraterrestre" de Nacho Vigalondo" o, en cierta medida, "Lo imposible" de Juan Antonio Bayona, serían ejemplos de esa tendencia.

En "Los últimos días", una distopía futurista ubicada en un posible presente, una plaga asuela la civilización occidental. Ese mal funciona como alegoría de una sociedad aséptica y climatizada, pulida tecnológicamente hasta el mínimo detalle de confort y disponibilidad. Toda actividad se puede realizar cómodamente desde casa: trabajar, hacer la compra, incluso ligar. ¿Para qué salir? Se vive de espaldas a la naturaleza pero esquilmándola con codicia irreparable, desenfrenada: la venganza será terrible: volver a la caverna y dejar que el bosque inunde el asfalto (como sucede en Pripyat, la ciudad abandonada tras el accidente de Chernobyl y que ahora está poblada por animales salvajes de todo tipo, tranquilos ante la ausencia de la peor plaga, el hombre). Sin embargo el retorno a Pachamama no implica alcanzar la condición benigna del buen salvaje. Salvaje y punto: acuciado por la necesidad el amable vecino se vuelve un bárbaro, un animal acorralado dispuesto al asesinato y al robo y que teme constantemente ser presa de otro: ahora sí que vas a a tener stress por algo cierto y no por obsesiones paranoicas. Esa aparición de los peores instintos en situaciones críticas de pandemia ya quedó patente en "A ciegas" de Fernando Meirelles, película con un punto de arranque parecido al de "Los últimos días", o en las terribles "La carretera" de John Hillcoat (si "A ciegas" se basaba en un escrito de José Saramago, "La carretera" lo hacía en uno de Cormac McCarthy: así es difícil hacer un mal guión) y "El tiempo del lobo" de Michael Haneke: devorar al resto de la especie a falta de otra cosa que llevar a la mesa.

"Los últimos días" es una película de buena factura, entretenida y vibrante. La acción se sitúa en escenarios de Barcelona, de los que están a la vista y de los que no: underground poblado de masas de refugiados, en alcantarillas y túneles de metro: el hombre transformado en rata de cloaca, al fin. La trama adolece de un guión hollywoodiense (emociones fáciles y acciones inverosímiles) pero es una tara que se puede perdonar porque la película no aburre y sabe mantener la tensión desde el primer momento: una road movie caminada, una odisea urbana llena de complicaciones: Ulises buscando a Penélope, aquella del bolso de piel marrón, los zapatos de tacón y (Barcelona..., Serrat..., está claro..., ¿o no?) el vestido de domingo.

Y al final... ¿eso es de "Mad Max III"?
We don't need another hero, my friend.


19 comentarios:

  1. 1. ¿No te parece que la interpretación del abogado que mencionas de "Breaking Bad" es una parodia descarada de la de Al Pacino en "Pactar con el diablo"? Vamos, estoy convencido de que lo calca plano a plano.
    2. Por lo que dices, la película parece una interpretación de la independencia de Cataluña...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1. No, no, para parodiar lo que hace Al Pacino en esa película hay que ser más malvado y retorcido: Saul Goodman se queda en hacer parodia de la profesión de la abogacía en pleno. Y el individuo en el fondo es tan mezquino como infeliz.
      2. Nada de política en esta cinta. Lo de "Penélope" surgió de mi subconsciente, ay.

      Eliminar
  2. Las historias apocalípticas vuelven a estar de moda.Este género es viejo muy viejo que iniciaron los americanos con una numerosa cantidad de buenas novelas de los años cuarenta y cincuenta y la fundadora viene de Mary Shelley con su fenomenal El último hombre y no termina con Cormac McCarhy en La carretera.El joven ruso Omitry Clukhovsky publica su Metro 2033, el último refugio publicada por la editorial timunmas y tenemos la serie The Walking Dead.Algo está pasando,desde luego.La película que reseñas me viene muy bien porque quiero ir a verla,pero he dudado por todo lo que dices respecto a los tópicos.Vivo en Barcelona y hace tiempo que veo todo esto y la gente quiere ignorarlo.Me complacerá ver esta ciudad patas arriba.

    Un fuerte abrazo,amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el cine estadounidense lleva décadas en el tema. Me llama la atención que el cine español lo haga ahora ¿por qué será? El único fin del mundo patrio que había visto yo es el de "Total" de José Luis Cuerda. A ti, viviendo en Barcelona, ver "Los últimos días" te complacerá, fijo, je, je.

      Eliminar
  3. Mi querido Licantropunk, en algo tienes razón, no me aburrí viéndola pero no me convenció(escena oso, personaje Leticia Dolera, mundo supermercado, evolución personaje José Coronado, escena del reencuentro entre dos de los protagonistas...) aunque había elementos que auguraban las posibilidades de la propuesta.

    Sobre fines apocalípticos hay dos películas españolas que me sorprendieron en sus propuestas y resolución (ay, la de Vigalondo me sorprendió bastante): TRES DÍAS de F. Javier Gutiérrez y LOS DÍAS NO VIVIDOS de Alfonso Cortés-Cavanillas (que aunque tampoco me convenció del todo me gustan más sus posibilidades, lo que cuenta y cómo lo cuenta).

    Beso
    Hildy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me gusta dar muchos detalles de las películas, sobre todo si están en cartel: es muy complicado a veces comentar una impresión sin desmenuzar la trama. Pero sí, cuando digo guión hollywoodiense, me refiero tal cual a las escenas que mencionas.
      En cuanto a las dos películas que apuntas, no las he visto, por eso no las he incluido en la lista. Pero apuntalan aún más mi impresión de esa tendencia del cine español actual.

      Eliminar
  4. A mí también me entretuvo y es buena idea aprovechar el tunel de esa interrumpida Linea 9 para moverse por la ciudad. Puesto a poner pegas:
    -Me parece poco creíble que el personaje de Quim Gutierrez, un oficinista, consiga cargarse a un oso con una lanza.
    -La escena de la lluvia parece filmada como un anuncio de telefonía móvil.
    -El final bordea el ridículo. Sobre todo con esos niños que parecen salidos de "El señor de las moscas".
    Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo he dicho "Mad Max III, que enlaza más con la trama, pero "El señor de las moscas" también vale, sí. Las escenas que dices son de sonrojo para el guionista: te entretuvo, no aburrió, y creo que es el mayor mérito de la cinta. Mejor no escarbar mucho en el guión.

      Eliminar
  5. A mi me va ese tipo de cine, lo apocalíptico me emociona notablemente, así que de daré una oportunidad de visionado. Por cierto, el cartel me recuerda al de "La niebla de Stephen King".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me acabas de recordar otro título que podía haber mencionado: "La niebla" de Frank Darabont: el miedo a salir al exterior. Es verdad que los carteles se parecen.

      Eliminar
    2. Ostras, es verdad no sólo se parece en el cartel, también en la temática, aunque aquí el miedo es a algo muy real.

      Eliminar
  6. Mr. Licantropunk, otro titulo que suena interesante, lo tendre en cuenta. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un especialista en ciencia ficción como usted seguro que sabe cómo analizarla. Y en este caso, ciencia ficción con firma española, algo que ya no es nada raro.

      Eliminar
  7. ¡Qué grandes son los secundarios de Breaking! cualquiera de ellos, por muy grande que sea Walter sin estas replicas la serie no sería tan fabulosa.

    Es normal que el pesimismo social reinante en España se traslade a los guiones, esperemos que por ello la tendencia dure poco aunque reconozco que también soy de las que le gusta ver en pantalla la reacción de las personas cuando la humanidad se ve al límite de su existencia.
    Aunque no escriba mucho, te sigo y como siempre, apuntaré la sugerencia, más cuando la cartelera últimamente no está muy poblada de opciones de mi gusto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, el casting de la serie es formidable. De Saul Goodman, por ejemplo, se podía realizar un spin-off sin ningún problema. El cine de catástrofes no es nuevo, supongo que hay multitud de guiones circulando con ideas de ese tipo. Otra cosa es que las productoras españolas le presten atención ahora pensando en la situación económica, ahí seguro que tienes razón. Pasa como con los escaparates de las librerías poblados con libros sobre la crisis, pero, ¿alguien se lee eso?
      La cartelera que vivimos peligrosamente, en fin.

      Eliminar

  8. Me gusta el cine apocalíptico siempre y cuando tenga un guión coherente y si no soy capaz de ver sus costuras (está en su naturaleza ser "tramposo").
    Pero por lo que contáis no sé yo... mejor la dejo para una tarde casera con una cervecita y unas olivas. Para comentar jugadas y fallos, que soy yo muy malvada.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo en un sobresalto acaban las aceitunas por el suelo

      Eliminar
  9. Digna película de género patria, que tristemente cae en los mismos errores que sus representantes yanquis: aparaciones y desapariciones inexplicables y dialogos pelín tontos. Los Pastor cumplen como honestos artesanos, aunque podrían haber sacado más provecho de algunas cosa...
    A mi el final me gustó bastante. En breve colgaré post sobre ella.
    Muy bien escrita la entrada
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. La película suena bien. Pero sinceramente, el cine español y yo llevamos años divorciado. Creo que lo ultimo que vi y me gusto fue la de Santos Trinidad. Pero sonar suena bien. Si la dan por el Plus la veré.Cuidate

    ResponderEliminar