sábado, febrero 03, 2018

"Zona hostil", de Adolfo Martínez

En dos líneas de texto superpuestas a los fotogramas finales de la película, se informa al espectador de que un centenar de militares españoles han fallecido en misiones desplegadas en territorio afgano desde que España entró a formar parte, en el año 2002, del contingente internacional armado denominado ISAF, una de tantas siglas que promueve el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para reinstaurar la "normalidad democrática" en países que han padecido una guerra: la ONU parece poner más empeño en reparar desastres bélicos que en evitarlos. Lo que no cuenta ese breve texto es que de esos cien, sesenta y tres murieron en el dramático y vergonzoso accidente del avión Yakolev Yak-42, que se estrelló en Turquía el 26 de mayo de 2003: dramático por motivos obvios y vergonzoso porque a raíz de la tragedia salieron a la luz las pésimas condiciones en las que viajaban las tropas españolas habitualmente (volando en cacharros aéreos dignos del desguace) y la inaudita negligencia con la que se realizaron los trabajos de identificación de los cadáveres de los soldados fallecidos (en la magnífica novela "Nos vemos allá arriba", el escritor francés Pierre Lemaitre escribe el relato patético de la picaresca que acompañó el intento de dar sepultura digna a los cientos de miles de combatientes muertos por Francia durante la Primera Guerra Mundial: empresarios sin escrúpulos y políticos corruptos: nada ha cambiado). La guerra y los negocios.
Veo "Zona hostil" en la víspera de la entrega de los Premios Goya 2018 y elijo este título en homenaje a la repentina muerte de Reyes Abades, genuino nombre propio de los efectos especiales en el cine español. Se puede dar la circunstancia de que hoy gane, póstumamente, uno de los preciados cabezones del ilustre pintor maño, pues está doblemente nominado, por "Zona hostil" y por "Oro" de Agustín Díaz Yanes: 9 Goyas ganados (sólo uno por debajo del récord de 10 del compositor Alberto Iglesias) adornan la carrera del maestro extremeño. Además se le puede considerar uno de los últimos representantes nacionales del efecto artesano y material frente al ubicuo efecto generado por ordenador, exponente por tanto de una especialidad en probable extinción pero que aún es capaz de marcar la diferencia. Y tanto es así, dos caminos para un mismo fin, que en los créditos de "Zona hostil" figura Reyes Abades en la categoría "Efectos especiales" y Curro Muñoz en "Efectos digitales".
Comencé esta entrada hablando de bajas y la verdad es que, por lo visto en la película, esa cifra puede parecer corta. La cinta funciona como un reportaje (o publireportaje: se muestra un ejercito español heroico, esforzado e integrador de ambos sexos: join the army!) basado en hechos reales y enfocado en mostrar la operación de rescate de un helicóptero español de atención médica accidentado cuando se dirigía a la evacuación de dos soldados estadounidenses heridos. De Somalia a Afganistán, de Mogadiscio a Herat, este "Black Hawk Down" españolizado logra un filme bélico emocionante y bien realizado, correcta factura que se redondea con un metraje de hora y media de duración, tiempo más que adecuado para que el plomo lo disparen únicamente los guerreros hispanos enfrentados a los talibanes y no lo empiecen a repartir los fotogramas hacia la predisposición del espectador. No somos una ONG, sentencia un legionario, hemos venido a la guerra. Y seguro que era cierto. Soldadito español, soldadito valiente.

10 comentarios:

  1. Interesante, nosotros desde acá que tan lejos estamos de esas realidades, tendremos que entrar a esa historia a través de su arte.

    Abrazo Licantro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cine como vehículo de comunicación de primer orden: esa fue una de sus características originales y que aún se sigue manteniendo.

      Eliminar
  2. Desde luego, ya lo merecía por "Oro". Esta aún no la he visto y sí, es la misión más peligrosa de entre todas las que ha participado y participa el ejercito español.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Oro" es un título pendiente, como muchos otros de los que aparecieron en los Premios Goya y que no he visto: esa cita sirve también para dar una panorama general de un año de cine español. Me puse a ver "Zona hostil" con muchas precauciones y no puedo decir otra cosa que no sea que quedaron destruidas. Buena película.

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Gran post. Estoy de acuerdo con lo que habéis dicho.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Me gusta cuando dices que Reyes Abades es "uno de los últimos representantes nacionales del efecto artesano y material frente al ubicuo efecto generado por ordenador, exponente por tanto de una especialidad en probable extinción pero que aún es capaz de marcar la diferencia"... ¡Cuántas películas llevan su nombre! Esta que apuntas no la he visto ni Oro tampoco, pero me ha venido a la cabeza una en la que aparece su nombre... y que me parece bellísima... Remando al viento...

    Beso
    Hildy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí los efectos "analógicos" me convencen mucho más: será que ya me convencían hace décadas...

      Eliminar
  5. No he visto aún la película que comentas. Esperé a que este disponible en Movistar+ pero queria aprovechar para comentarte que estoy a la espera de ver tu crítica a alguna de las candidatas a OSCAR, he visto alguna y la mas renombrada me ha resultado una película tramposa y mala (como poco). Recientemente he seguido uno de tus consejos sobres series de televisión, raramente veo, y he quedado gratísimamente sorprendido con Breackingbad (voy por la mitad de la segunda temporadad). En fin con un retraso de 9 años me doy cuenta que eso de que el mejor cine se hace en televisión es cierto.
    Terencio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te haya gustado "Breaking Bad", algo que era de esperar, la verdad, gran serie. Febrero está siendo un mes destacado por el tiempo, es decir, por la ausencia de él: de momento sólo me ha dado para cumplir obligaciones y no para alimentar devociones. Así que de las películas que suenan para los Oscar de este año, he visto "Dunkerque", "Blade Runner 2049" y "Déjame salir", todas estrenadas hace meses y dos de ellas con entrada en este blog y que tú y yo ya comentamos en vivo. A ver si este fin de semana puedo ampliar el cupo con alguna de las películas que apuntan a arrasar con los premios: el cine sigue siendo una pasión destacada, de momento no me ha dado por el scrapbooking... A lo que sí he podido dedicarme, robando minutos en cualquier rincón tranquilo, ha sido a leer el libro que me recomendaste, "La guerra de los agujeros negros" de Leonard Susskind, y que he disfrutado de principio a fin. Por favor, recomiéndame algún título más en esa línea, que la entropía y el universo holográfico merecen continuar con el esfuerzo lector.
      Saludos.

      Eliminar