sábado, abril 16, 2005

"Persiguiendo a Amy", de Kevin Smith

La filmografía de Kevin Smith se inicia con la excelente "Clerks" donde, como en tantas ocasiones, la carencia de medios es sustituida por una buena historia y unas actuaciones convincentes. Ya se sabe que en los debuts se pone toda la carne en el asador. Sin embargo, el resto de sus películas tienden a repetir la fórmula, exagerandola hasta la saciedad. La pareja Jay y Bob siempre hacen de ellos mismos, creandose su propio estereotipo de humor escatológico y soez. Esteso y Pajares en New Jersey. "Dogma" es simplemente horrorosa y "Jay y Bob el silencioso contraatacan" se salva por entretenida.
"Persiguiendo a Amy" se queda a medio camino entre comedia gamberra y comedia romántica. Al final no es ni una cosa ni otra: supongo que no sabia como terminarla. Amor bisexual con mucha lengua. Ben Affleck es un pésimo actor, ni gracioso, ni heroe de acción, ni galán, ni nada. Jason Lee si da la talla en su papel de segundón amargado. Y la chica no se ni como se llama. Lo más interesante de la película reside sin duda en su mirada al mundillo del comic, las relaciones entre los dibujantes y sus fans, ambiente freakie que parece muy cercano al director.
La última que ha hecho, "Jersey girl", parece una comedia romántica, pero no lo es. Es un pastel de mucho cuidado. Si no era bastante con Ben Affleck, también sale Jennifer Lopez ... Animo Kevin, la siguiente con Meg Ryan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada