lunes, noviembre 14, 2016

"Corre, Lola, corre", de Tom Tykwer

A finales de los años 90 se produce cierta evolución estética en la composición, en el montaje, se realizan películas imbricadas sobre una estructura de pegadizos temas pop y que por tanto se pueden considerar herederas del videoclip. En los estertores del grunge, cineastas novatos como Danny Boyle, Guy Ritchie o Baz Luhrmann, alumbran celuloides propicios para una generación urbanita que ha crecido mirando la MTV y que está capacitada para un nuevo lenguaje audiovisual.
La propuesta del alemán Tom Tykwer en "Corre, Lola, corre", aparece como una de las más imaginativas de la hornada, un collage técnico en el que sobresale la imagen rotunda, icónica, de Lola (Franka Potente, dibujo animado de pelo rojo al viento) corriendo con decisión de velocista por un Berlín recientemente reunificado. Lola, la hija descarriada del presidente de un banco, dispone de veinte minutos para salvar el pellejo de su novio Manni (Moritz Bleibtreu), un camello de poca monta que ha perdido una bolsa con el dinero de un traficante de escasa empatía.
¿Habíamos mencionado videoclip? ¿Por qué no mencionar también videojuego? Tres vidas y un tiempo limitado para superar la pantalla, para elegir el camino correcto y tomar las decisiones adecuadas: cruces entre universos paralelos que demarcan un futuro probable. De vuelta a la casilla de salida el juego se reinicia y a correr otra vez. Qué quieres que te diga, chica, Manni no parece mal tipo, pero... con un menda así te vas a hartar a correr.

12 comentarios:

  1. Justamente la primera vez que la vi fue en MTV, ja, ja. Siempre que la encuentro en la tele la disfruto tanto como aquella vez, la verdad es que no pierde frescura ni intenciones.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una película avanzada a su tiempo, así que es normal que no haya envejecido.

      Eliminar
  2. Fue toda una sorpresa entonces, y su influencia es clara. Después de los años, la carrera de Franka se ha transformado de sorpresa a clásico.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Clásico de culto, claro, con ese gran título que le pusieron, por una vez, las distribuidoras españolas.

      Eliminar
  3. Me gustó esta película y te lo diré. Verás, siempre me ha gustado ver en el cine la gente que corre, pero no por puro placer, sino porque me impresiona, sobre todo si el director sabe cómo hacerlo. Pongo unos pocos ejemplos: el final de la película de Pedro Masó La familia, bien, gracias (la tercera entrega de La gran familia), donde vemos a los ya envejecidos Alberto Closas y José Luis López Vázques echándose una carrera para demostrar que todavía están en forma. Forrest Gump de niño corriendo y destrozando la prótesis; más adelante cuando se echa al camino para olvidar y de repente se detiene y se vuelva a casa bajo la frustración de todos sus seguidores. Tom Courtenay en La soledad del corredor de fondo y se detiene a tiempo. El Correcaminos (¡Mick, Mick!). La escena final de Los cuatrocientos golpes con Antoine Doinel; cuando se detiene es brutal. Woody Allen corriendo por las calles de Manhattan en busca de Mariel Hemingway. Shirley MacLaine corriendo por las calles de Manhattan en busca de Jack Lemmon, etc, etc, etc. Y ya ni te cuento sobre la novela negra: ¡Corre, hombre, corre! de Chester Himes. Corra cuando diya "Ya", de Hillary Waugh...

    ¡Hostia! Se podría escribir todo un artículo sobre el tema, ¿no te parece, amigo?

    ¡Me voy corriendo!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que se podría. A mí lo que me hipnotiza es verlos bailar, y sin embargo el género musical no se encuentra entre mis preferencias.
      La mancha roja y verde de Lola corriendo por las calles de Berlín: un icono del cine de fin de siglo, ese siglo XX que dicen que se acabó ayer. ¿Y nosotros no contamos, eh?

      Eliminar
  4. Mr. Licantropunk, genial pelicula de comienzo a fin y a la fecha, siguen las gansas de verla correr a la Potente. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos agota y angustia su carrera: por triplicado, además.

      Eliminar
  5. Buena película, una "Running Movie" con un periodo de tiempo fijo presentado tres veces con diferencias creando un efecto mariposa como la película del mismo título (2004) con Ashton Kutcher. Tiene muy buen ritmo en cada una de sus "carreras" y muy indicado aquí el nombre de la protagonista que ya vi en una curiosa película de terror "Creep" ambientada en el metro londinense.
    Saludos!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ashton Kutcher? Bueno, después de tantos años de blog era un nombre que podía aparecer, claro, por qué no.

      Eliminar
  6. ¡Licantropunk, no la he visto! Pero a Franka potente sí la vi correr otra vez en El caso Bourne...

    Beso
    Hildy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, también hizo allí su aparición. No tengo muchas noticias de su trayectoria, una actriz con un nombre que no se olvida: rotundo.

      Eliminar