jueves, septiembre 04, 2014

"Begin again", de John Carney

By Akebono


Yo escucho música que sólo existe en mi cabeza. Escucho armonías donde vosotros sólo oís una guitarra. Escucho una alfombra de piano donde amortiguan sus pasos el violín y el violonchelo. La burguesía de la cuerda. Oigo los acordes de la guitarra eléctrica y del bajo. La batería como esqueleto sobre el que sostener escalas, inversiones y cadencias.

No, no estoy loco. Sólo paso por una mala racha. Vivo en el agujero: here I am. Cuando ya no nos queda nada, es imposible no arriesgar: sólo podremos ganar o seguir igual. Why not? Es sólo una cuestión de confianza. Necesito que creas en mí aunque no te ofrezca ninguna garantía. Me lo debes. Soy el único que creerá en ti.

Somos dos perdedores que, al unirse, en sus vidas algo empieza a funcionar. Ahora tenemos un camino que nos conduce a un lugar, tenemos un futuro que alcanza más allá de las siguientes veinticuatro horas. Sólo necesitamos confianza ciega. No estamos solos. Ahora, no. Tenemos los pies en el suelo y la cabeza llena de música, que es menos que tenerla llena de pájaros. La música en la calle como una alegoría: sacaremos los pájaros de sus jaulas y que tu música vuele con ellos. No nos venderemos, no sacrificaremos el talento en aras del éxito efímero.

Nuestra historia nace de una casualidad, de un cruce de caminos en el minuto oportuno. Teníamos una posibilidad entre un millón y nos encontramos. Nueva York y una casualidad que todo lo cambia. Esto ya lo he leído. Esto es Paul Auster.

22 comentarios:

  1. Gran texto y estupenda la referencia a Auster. "Can a song save your life?" es el título que tenía inicialmente la película. Ese título perdido: la redención que sólo una canción de tres minutos puede ofrecerte. Y puestos en la película, ¿no te parece que el tema esencial es lo que tanto hemos hablado de "salvados por el arte"? En fin, seguro que es la película más "buenorrollista" que he visto en mucho tiempo, y seguro también que tuvo esos momentos que hacen valer el precio de la entrada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Sí, hay canciones que, al escucharlas, algo cambia. Esta película, para mí, también. Me gustan las historias de perdedores que encuentran una segunda oportunidad. Como la película de "Los descendientes", que vimos hace poco, o las novelas "Juntos nada más", de Anna Gavalda, "Sunset Park" o "Brooklin Follies" de Auster...
    Y sí, a ti te salvó el arte...entre otras cosas.
    Un abrazo y gracias por la invitación.

    ResponderEliminar
  3. Mr. Licantropunk, la musica, la lectura, la pintura, en fin, el arte, tiene eso, nos cambia, nos eleva, nos ofrece algo. Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay obras que pasan por nuestra vida sin dejar ninguna huella. La mayoría. Pero en raras ocasiones encontramos esa música que ralentiza la respiración o ese libro que ya nos acompañará siempre.
      Me temo que esta película pertenece a la primera categoría, aunque, como aún la tengo en mente, disfruto de la sensación que me dejó al salir del cine.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Bueno, sí, pero ¿cuantas estrellas pone a la película?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Pirulo, ya sabe que yo soy más de listas...
      saludos

      Eliminar
  5. Hola Akebono, soy Hildy. Decirte que me ha gustado mucho tu texto sobre Begin again. Para mí ha sido una de las sorpresas de este verano. Y si bien es cierto, como dice Licantropunk, que es buenrrollista... ¡sienta tan bien!

    Por otra parte me parece que su director John Carney ofrece buenos caminos al cine musical y deja una buena película de este género con hallazgos musicales (y su uso para narrar la historia) que a mí, personalmente, me llegaron. Y luego claro está me atrapó su manera de reflejar Nueva York. Uniendo estas dos ideas cine musical y Nueva York, logra una escena magnífica como ese paseo por sus calles con Ipod compartido... y las canciones que definen a cada uno..., a esa pareja perdida por sus calles, que un día casualmente se encuentran.

    Y sí, son salvados por el arte. A mí este tema siempre me fascina.

    Besos
    Hildy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La escena del ipod compartido también es una de mis preferidas.
      Narrar la historia a través de diálogos y de canciones me recordó a "Habana Blues", aunque reconozco que no tienen mucho que ver.
      Saludos.

      Eliminar
  6. Quería decir al principio, pero se me ha quedado la frase sin terminar, que soy Hildy, una visitante habitual del blog de Licantropunk...

    Besos
    Hildy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me considero una visitante ocasional del Blog de Hildy Johnson. Un placer.

      Eliminar
  7. Ciertas películas necesitan textos como este, que te empujen directamente a ella. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se convertirá en un clásico, seguramente. Pero es bueno salir del cine con una sonrisa.
      Saludos.

      Eliminar
  8. me atrajo el otro día ese afiche en un cine... si la recomendás bueno, voy a hacer lo posible... linda parejita esos dos...

    te dejé un comentario en mi blog pero lo paso por acá: si te animás, te dejo este link, salu2!

    http://ceaa.blogspot.com.ar/2014/03/para-conocer-weezer-en-5-canciones.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo entré en el cine esperando una comedia romántica, la típica historia de una parejita, como dices, pero me encontré más que eso. Me gustó mucho la parte musical.
      Saludos.

      Eliminar
  9. Fui a ver esa película casi a rastras pues temía encontrarme con la típica comedia sentimental pero me sorprendió agradablemente y creo que Paul Auster sería un excelente letrista de canciones.
    Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí la película me ha pillado leyendo (disfrutando) "Trilogía de Nueva York". Supongo que las canciones de Auster nos sabrían a poco...
      Saludos.

      Eliminar
  10. No la he visto pero suena muy bien porque suena muy Paul Auster. Y la canción es maja también. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que con lo de Auster voy a crear falsas expectativas... Digamos más bien que es una película amable que te hace sentir bien durante más de una hora. Un saludo.

      Eliminar
  11. Tengo pendiente el ir a verla pero si ya lo escribió Auster... ufff.

    Bah, que hoy tengo un lunes muy lunes, va a ser eso... ni caso me hagas. De todas formas esta se quedará para el sofá, no me llama la historia lo bastante y a mí ya me gustaron mucho Once y The conmmitments (sobre todo esta última)

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sentarte en una butaca, sin nada que hacer en las siguientes dos horas, la sala oscura y preocuparte sólo de disfrutar de la película... ufff!!! me quedo con el cine antes que con el sofá. Bueno, será que no tenemos tantas ocasiones como nos gustaría.
      Disfrútala como sea.
      Saludos.

      Eliminar
  12. A esta no le tenía muchas ganas porque leí que era un sucedáneo de Once, y ésta me dejó muy indiferente...pero leyendo tus bonitas palabras, trataré de verla...ya te contaré qué tal.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gustó mucho. Tuvimos la suerte de verla en VOS y me pareció una película amable de las que te dejan de buen humor. Aunque hay quien la ha calificado de buenrollista a mí no me parece que sea malo. Ya me contarás.
      Me apunto "Once".
      Un abrazo.

      Eliminar