jueves, noviembre 28, 2013

"Blue Jasmine", de Woody Allen

Pretty Woman se cayó del pedestal, alguien le quitó la nube bajo los pies y ella aterrizó en el duro asfalto del fin de mes y el empleo precario: en el suelo se aprecia un cráter de un tamaño considerable. Los cuentos de hadas clásicos relatan la parte más interesante de la historia, la del encuentro mágico y el enamoramiento inmediato, un afán romántico entorpecido por los manejos viles de brujas y nigromantes. Terminan esos cuentos asegurando al lector que la pareja vivió feliz hasta el resto de sus días, extirpando cualquier inquietud pesimista de tedio y hartazgo, de odio cotidiano y deslealtades amatorias, un peaje que hasta el más consumado amor verdadero se puede encontrar con el paso de los años. Y ningún cuento de aquellos se atrevería a concluir con el príncipe azul colgando de una soga en la soledad aterradora de la celda de una cárcel (¿fue así el final de Bernard Madoff? Si no así, fue parecido) y con la princesa no menos azul deambulando sonada por las calles de la ciudad, balbuceando recuerdos dorados a los oídos muertos de las farolas.

Comedia amarga esta última de Woody Allen, dirigiendo de nuevo con maestría a una actriz y obteniendo de Cate Blanchett una actuación impresionante. Si en las películas de Woody Allen en las que no sale Woody Allen un actor recoge el testigo de interpretar el papel arquetípico del neurótico intratable, del psicoanalizado sin solución atrapado en multitud de angustias vitales, ahora ha sido la rubia actriz australiana la portadora del encargo. Y lo ha realizado a la perfección. La pija caída en desgracia que se ve obligada a trabajar para ganarse el pan y que se va a vivir con una hermana que habita varios peldaños por debajo en el escalafón estúpido que la sociedad establece en función del dinero que maneja cada cual, como si el único valor humano lo atestiguara la cuenta corriente. Y esa bajada de la escalera se retrata como un auténtico descenso a los infiernos para la pobre Jasmine: es imposible apretarse el cinturón cuando en la hebilla pone Chanel: para el resto nos es tan sencillo como coger un punzón y hacer otro agujero en el cuero. O en el plástico.

¿Cómo ser millonario/a? Cásese con uno/a. En "Las tres noches de Eva", aquella maravillosa screwball comedy dirigida por Preston Sturges, Barbara Stanwyck intentaba echarle el lazo a Henry Fonda aparentando ser una rica heredera: lo importante es que no piensen que los quieres por su dinero. Así, la fachada construida es una mentira que no tarda en desmoronarse y que deja en evidencia a la pretendiente, toda vez que el amor ya ha llegado y el vil metal había pasado a ser un interés inexistente. Una patraña es mal terreno para la confianza mutua. "Las tres noches de Eva" encontraba el camino (más bien el enredo característico del género) para que, también, los amantes vivieran felices hasta el resto de sus días. Porque lo importante es la esencia de la persona, el mono desnudo cubierto únicamente de sus bondades, si las tuviera. Eso nos decía Sturges entonces y lo muestra ahora Allen en otro de sus guiones magistrales. Otra de sus lecciones anuales de cine.


26 comentarios:

  1. La radiografía de la caída es perfecta. El oro y el barro. La humillación, la dignidad. Coincidimos con mi casual interlocutora en que el terrible personaje de Baldwin, acaba siendo tierno, y Baldwin mismo, un actor para empezar a amar. Claro que eso lo dice un neófito...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, hasta a Baldwin, que encarna al personaje más odiado por todo el mundo en los últimos años, el tiburón financiero sin escrúpulos que ha producido una crisis económica planetaria, termina siendo... no, no en mi caso, toda la empatía se la apropia Jasmine. Y Baldwin tiene ese punto imperdonable de ser el marido de Kim Basinger durante años...

      Eliminar
  2. Mr. Licantropunk, me la apunto, a Cate Blanchett cualquier personaje le sienta bien. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran actriz capaz de afrontar multitud de papeles distintos.

      Eliminar
  3. que buena noticia me das, amo a Woody y su estilo de cine... en general las críticas fueron buenas, pero la tuya fue muy clara, al punto... salu2 master...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual peco de fan, pero lo que escribo siempre es sincero.

      Eliminar
  4. La defines tan bien... porque Blue Jasmine es lo que escribes, "una comedia amarga". Recuerdo mi sensación cuando oía las risas en la sala... porque yo a veces también sonreía, pero eran sonrisas incómodas en los momentos más patéticos del personaje... Y es que Jasmine es un personaje trágico, muy trágico. Su última escena congela las risas...

    Me encantó leerte, ya sabes.

    Besos
    Hildy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sonrisa, sí, incluso culpable. Allen logra que empaticemos con una casta a la que odiamos desde que han sido causantes de la crisis económica en la que seguimos sumidos.

      Eliminar
  5. Estupendo post para una gran película. ¡Cómo se nota que el genio de Manhattan vuelve a pisar el asfalto de su tierra mítica! Una película compleja, rica en matices y nada fácil a la hora de valorarla con simpleza que es cómo la han criticado muchos sesudos. Y ¡joder! cómo está la Cate Blanchett.

    Abrazos,amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la vuelta a su país parece que le ha sentado muy bien y ha conseguido que los guiones estén más centrados en el personaje que en el ambiente. "Blue Jasmine" está llena de giros y de historias, la línea de la trama está muy bien construida. Un disfrute.

      Eliminar
  6. Bueno, pues disiento de todos, menos mal que esta vez cuento con el respaldo de Carlos Boyero. Creo que el guion es infame e impropio de Allen: personajes planos, verborrea insufrible y previsibilidad general. Filme olvidable. Siempre hay quien está dispuesto a sacar del pozo a Allen a toda costa y a poco que remonte el vuelo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿El respaldo de Carlos Boyero? En este blog ese nombre equivale a invocar al maléfico. ¿Quiere usted que el pobre lobo, Max, que está ahí apostado a la derecha se quede blanco y calvo? No sé lo que opinará ese crítico (aunque opiniones no lo faltan y sobre cualquier tema: gurú postmoderno), lo buscaré ahora, pero veo que la película no te ha gustado a ti, lo cual es perfectamente justificable, faltaría más, sobre gustos ya se sabe. Pero de ahí a acusar a otros de que quieran sacar a Allen del pozo... No creo que haya muchos familiares suyos entre el público la verdad, ja, ja, ni que Allen esté en ninguna morada oscura: no se esconde y sigue al pie del cañón cinematográfico años tras año. Las opiniones que al menos yo expreso sobre el film son absolutamente sinceras, no rindo cuentas a nadie ni soy esclavo de mis palabras. Si algo grande ha conseguido Woody Allen es que ninguna de sus películas, ninguna de las que he visto hasta ahora y han sido muchas (no las he visto todas) y pertenecientes a toda su carrera, me ha aburrido lo más mínimo. "Roma", la anterior a ésta, vilipendiada en todos lados, a mí me hizo pasar un buen rato. Lo que menos me gustó en aquella fue el reparto, sobre todo Jesse Eisenberg y Ellen Page, que eran protagonistas en gran parte de la cinta y que no me gustaron nada. ¿Guión infame el de "Blue Jasmine"? Acusar a Woody Allen de que sus guiones son: 1. adj. Que carece de honra, crédito y estimación, 2. adj. Muy malo y vil en su especie, me parece desproporcionado. A mi el guión me pareció excelente: la trama está muy bien construida y la verborrea que mencionas, es firma de autor, me temo.
      Cuidado con Boyero que tiene tendencia a criticar con las tripas en vez de con la razón: lo de pretencioso y todo eso, que a saber qué quiere decir.
      Saludos.

      Eliminar
  7. No se enfade Ud. conmigo, hombre, que sabe que aprecio sus críticas. Hay que poner un poco de pimienta al blog y que no todo sean laudatorias. Saludos siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien dicho amigo Angelus. La pena es que se haya perdido esa sana costumbre del duelo al amanecer. Esto de la discusión intelectual ya no es lo que era...

      Eliminar
  8. Allen es un genio total del cine. Había leído excelentes críticas de esta cinta y lo corroboro con tu impecable artículo. Lo último que vi de Allen fue la genial "Match Point" y la para nada despreciable "El Sueño de Cassandra".

    Saludos, Jorge!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "El sueño de Cassandra" está entre las que no he visto de Woody Allen. Tu mención me impulsará a ponerle remedio.

      Eliminar
  9. Alguna vez tiene que volver a acertar. Las películas últimas de este tío hacen obras maestras mediocridades como la del escorpión de Jade o "Ladrones de medio Pelo". Alguién que rueda sin el menor escrúpulo "Vicky Cristiona Barcelona" o la de "A Roma con amor", para mí no tiene ya ningún crédito. Iba a decir que por lo menos está rodada en Estados Unidos, pero también filmó allí la insoportable "Melinda y Melinda"... Sin ninguna garantía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Boyero dixit...
      ¿Ha visto usted "Blue Jasmine", que es el tema de la entrada de hoy? No, mejor que no la vea, que me lo conozco.

      Eliminar
    2. Una sorpresa. Ya, de entrada, es de agradecer que en los títulos de crédito no figuren ni Bardem ni Cruz (ni Bruni ni Begnini, que aquello parecía la selección española cuando juega un amistoso en un campo provinciano y hay que meter al local de turno). Y tampoco tenemos en el título la ciudad en la que se rodó, con lo que parece garantizado que no se le ha impuesto la vista de la Sagrada Familia o de Sacre Coeur.
      Ya con eso tiene media película ganada y si además hay una historia con buenas pinceladas, se le pueden perdonar sus chapucillas de la banda sonora y ese deus ex machina a la inversa. Esta sí es buena. Ah, y a tu amigo Boyero no le gustó nada...

      Eliminar
    3. ¡Amigo Pirulo! La emoción que siento en este momento sólo es comparable a la de Cristiano Ronaldo cuando recogió el Balón de Oro. Bueno, yo sigo en las mismas, que es la de pensar que Allen en ningún momento ha perdido su genialidad como cineasta, y estoy pero que muy de acuerdo con usted en la elección de reparto es trascendental, que debe contar con actores que realmente sepan aprovechar los guiones que se ponen a su disposición. En "Roma", sin duda, fue lo que perjudicó el resultado. Pero aquí, amigo, Jasmine, su hermana, y su novio celoso (en la tercera temporada de "Boardwalk Empire" le roba el protagonismo a Steve Buscemi), dan la talla y mucho más. Blanchett al Oscar, ¿no?

      Eliminar
  10. Ummm pues no sé yo si tendrá que ser duelo... jeje

    Fuimos tres al cine, incondicionales de Allen, cuando hay que serlo, claro. A mí me gustó la película, me entretuvo, vaya, sin cohetes y sin más, no me aburrí y fui capaz de llegar al personaje de Jazmine pero es cierto que poco más, que no pude sentir por ella algo más que lástima, la lástima que inspira el patetismo, de ningún otro tipo.

    Mis dos amigos comenzaron a bostezar allá por el minuto veinte. No tuvieron tanta suerte como yo, no consiguieron ver de ver más allá de una historia de cartón piedra en la que les importaba un comino qué sucediera con semejante mujer. Antes una bruja, ahora una bruja extraviada. algo así como... a mí qué me cuentas, te mereces todo lo que te pase y más, bonita, por desalmada y sin sangre.

    en fin, eso... qué prefiere? espada o pistola? jeje

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Bostezar? ¿A mí qué me cuentas? ¿Importar un comino?
      Pues fijo que había otras cuantas películas en la cartelera ese día, ja, ja.
      Pistola, fijo.

      Eliminar
  11. No se puede pedir a alguien que rueda una película al año que siempre consiga una obra maestra pero con "Blue Jasmine" ha recuperado mi confianza que había perdido con "Vicky..." y aumentado un poco con "Encontrarás al hombre de tus sueños" que no merecía la mala crítica que cosechó.
    Saludos y felicidades por los 500. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. A mi Woody Allen nunca me ha aburrido, unas me han gustado más y otras menos, pero nunca me he arrepentido de ver una película suya. Claro que... "Vicky Cristina Barcelona" no la he visto. Casi que no la veo, ¿no? Ja, ja.

      Eliminar
  12. Sí, tengo ganas de verla. Tu post despierta este interés que ya tenía desde que varias perosnas me dijeron que es "brillante"..."puro Allen" Abrazos.

    ResponderEliminar