domingo, agosto 18, 2013

"Guerra Mundial Z", de Marc Forster

La película resulta ser una pálida (o lívida, o tenue, o escuálida: adaptación por el título) aproximación a la novela de Max Brooks. El libro es un compendio de entrevistas a diversos supervivientes del conflicto, protagonistas a la fuerza, realizadas un tiempo después de que la Guerra Zombi haya concluido. Los testimonios son recogidos en distintos puntos del planeta, con lo que la impresión de problema global, de guerra realmente "mundial", es estremecedora (disfruté mucho con la lectura de "Guerra Mundial Z", hace ya unos años, y no tengo reparos en recomendarlo: no escribe nada mal el hijo de Mel Brooks y Anne Bancroft). El entrevistador compone un informe donde se exponen múltiples facetas de los años que estuvieron a punto de provocar la extinción de la raza humana, de modo que con un nivel de detalle bien afinado se tratan aspectos sociales, políticos, económicos y, por supuesto, bélicos: la batalla de Yonkers, un momento inolvidable para cualquier lector de la novela y que es excluido en la cinta. Hollywood es remiso a mostrar derrotas del ejército americano, mientras que Brooks pone en el alambre el sobreentendido liderazgo de Estados Unidos: pocos meses antes de la publicación del libro la capacidad de reacción de USA había quedado retratada cuando al gobierno le tocó afrontar la devastación causada por el huracán Katrina: los diques de Nueva Orleans llevaban tiempo avisando: Bush de vacaciones en su rancho: médicos cubanos en Luisiana.

Los zombis están de moda, quién puede negarlo, tanto en la pantalla grande como en la pequeña, fácilmente comprobable tras el gran éxito de "The walking dead", la serie firmada por Frank Darabont y basada en los cómics de Robert Kirkman y Tony Moore: las desdichadas aventuras de Rick Grimes y familia (hay otra pequeña joya televisiva del mundo Z, la británica "In the flesh", que en apenas tres capítulos se asoma al qué pasaría si los no-muertos volvieran a la vida cotidiana, como si todo aquello hubiera sido una gripe bizarra, un maloliente paseo por el lado salvaje: putrefacto vuelve a casa).

La sesión de cine que proporciona "Guerra Mundial Z" es entretenida, sin duda. La película tiene dos partes: la eclosión del problema primero, la búsqueda de la solución después. La primera parte respeta algo más a su padre de papel, si bien el foco de la plaga se traslada de China a Corea, no sea que la siguiente potencia hegemónica mundial se moleste. Se suceden secuencias espectaculares de la marabunta zombi extendiéndose como un tsunami por las capitales de todo el mundo, un torrente incontenible de dentaduras con patas (como esas que venden en las tiendas de objetos de broma y que hay que darles cuerda), pirañas humanoides de mordedura letal: al que le toque se la queda, cuenta hasta diez y el resto a correr para que no les pillen. El celuloide destila adrenalina en esa alocada carrera (los zombis demuestran unas capacidades atléticas a la altura de las de Usain Bolt, otra traición al libro), angustiosa lucha por la vida, arrastrando al espectador: las ferias emocionales son el motivo real de ver estas películas, para qué nos vamos a engañar.

La segunda parte es la de la idea feliz, la de la solución milagrosa, la de encumbrar a Brad Pitt como al gran héroe americano que salva a la humanidad con su intelecto superior, su inusitada capacidad de sacrificio y, por supuesto, su indiscutible belleza: toda esa parte en el texto (creo recordar), ni por asomo: hay que simplificar tanto rollo, que Max Brooks parece Anthony Beevor metido a historiador de distopías gore, y nunca perder de vista la loable meta de maximizar beneficios en taquilla. La moraleja del final debe ser a lo "Independence Day" de Roland Emmerich (¿o era en "Armageddon" de Michael Bay? Bueno, supongo que en las dos): un encadenado rápido de medio mundo dando botes agradecidos de alegría y Dios bendiga América. Aunque quizá no ha sido el final: puerta abierta a una continuación, que estas pelis son una mina de oro. Maximizar beneficios, como ya te decía.


20 comentarios:

  1. no la ví, pero me cansan un poco los zombies ya... ojo, en el dvd de casa la puedo ver tranquilamente... salu2...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Últimamente los he visto tanto en la tele, que apetecía pasarse a la pantalla grande. Hay películas que verlas es como montar en una montaña rusa: a mí no me gustan mucho los parques de atracciones, pero de tarde en tarde...

      Eliminar
  2. (y por que no estoy en los links!!! ???)...

    ResponderEliminar
  3. Fui a ver esa película con desconfianza al saber que no era fiel al libro de Brooks (del que también he leido su "Zombi. Guía de supervivencia") y por suponer al ver esas escenas de los zombis escalando murallas que sería la típica sucesión de efectos espaciales pero la verdad es que me ha gustado. Especialmente escenas como la incursión en la planta infestada de no-muertos. Quizás los momentos finales son demasiado edulcorados.
    Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La segunda parte de la película no me gustó. Mantiene la tensión, eso sí, pero tiene poco que ver con el buen libro de Max Brooks y se tuerce hacia recursos facilones: o sea, americanada.

      Eliminar
  4. Mr. Licantropunk, aun no he visto el film, pero por lo leido, al menos tendre un buen comienzo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver qué le parece a un especialista del género fantástico como usted.

      Eliminar
  5. Yo ya sabes querido Licantropunk que me lo pasé bien, muy bien viendo la película. Estuve toda la proyección en tensión.

    Y sí es cierto que se pueden realizar múltiples análisis y miradas del sentido de este film y que se ensalza finalmente la 'inteligencia' del héroe a su pesar que además, ¡cómo no!, es americano (pero nos lo dejan muy masticadito y fácil de tal manera que los espectadores de cualquier país también nos vemos muy inteligentes y observadores respecto a la posible solución del problema zombi). Pero leyendo tu buen texto lo que cada vez tengo más ganas es de leerme la novela de Brooks...

    Besos
    Hildy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A cualquiera que haya leído la novela y busque en la película las sensaciones que les transmitió el papel, se decepcionará en gran medida. Quitando la espectacularidad de las "infecciones" descontroladas (la primera parte) poco más hay que defender en la cinta. El tema del laboratorio es muy previsible, como bien dices, y no hay nada parecido en el libro que si por algo destaca es por hacer verosímil una situación totalmente increíble. O no tan totalmente increíble...

      Eliminar
  6. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a emitacat@gmail.com

    besoss!!
    Emilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Señorita, ¿me propone usted intercambiar enlaces en la primera cita (o comentario)? Ay, si mi abuela levantara la cabeza...

      Eliminar
  7. Me apetece verla, aunque no sé si esperaré un poco hasta verla en la pequeña pantalla. Para la grande tengo otra que me apremia un poco más: "Elysium"... Lo que sí parece ciertamente interesante es el libro. Anotado queda.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro, sí, creo que merece la pena. De "Elysium" no me han hablado muy bien.

      Eliminar
    2. Un libro que me gustó mucho, sí. De "Elysium" no he oído hablar demasiado bien.

      Eliminar
  8. Buena reseña! Todavía no la he visto, y tampoco he leído el libro de Brooks. Eso si, el trailer me ha dejado con unas ganas enormes de verla. Por lo que comentas, arranca muy bien con un apartado visual excelente y decae en su segundo tramo. A la espera de verla quedo.

    Saludos, Jorge!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a ver si compartimos impresiones cuando la veas.

      Eliminar
  9. Ni el libro ni los zombies ni el género de acción han tirado de mí al cine. En mi caso, lo confieso, tiran más dos... que dos carretas (¿No existe un refrán equivalente para hembras heterosexuales?). En fin que sí, que Brad Pitt me tira mucho, qué se le va a hacer. Que una hamburguesa de vez en cuando... je, je
    Es entretenida, sí, con momenos de tensión y sustos, con buenos efectos y buen ritmo... casi se te olvida, por momentos, el intragale mensajito americano...
    Nadie es perfecto, ya lo dijo Wilder... bueno, Brad, sí...ay... :)))

    ResponderEliminar
  10. Leí el libro hace tiempo y me parecio con toda la fama que tiene un tostón. En fin, la película me han dicho que es muy entretenida.

    A ver si la veo, aunque si el libro me pareció una pestiño....Miedo me da la pelicula

    ResponderEliminar