domingo, abril 02, 2006

"Jarhead", de Sam Mendes


Ultimamente he visto algún documental de una serie llamada "Diario de un reportero en Irak". En ellos, un periodista español llamado Unai Aranzadi, armado con su cámara, comparte misiones con una patrulla de marines. Les filma, les entrevista. Vive con y como ellos y estos le aceptan como a uno más y le cuentan sus cosillas. Mi chica me dejó, mi perro se murió, mi camioneta se estropeó. Hey man, you know?. De repente, desde no se sabe donde, les disparan. Carreras, gritos, tensión. Y aquí la cámara muestra la sinceridad más brutal. No hay película de guerra que capture una escena semejante, porque no hay actor que alcance ese nivel de improvisación. Te estan disparando, chaval. Agachate, que te van a dar.
"Jarhead" muestra a un grupo de marines desde que empieza su instrucción hasta que regresan de la primera guerra de Irak y vuelven a la vida civil. Vuelven decepcionados porque no han tenido ocasión de entrar en combate (son los rambos que todos los niños quieren ser cuando sean mayores, como cantaban Celtas Cortos: el otro día me enteré de que el que escribió "First blood", la novela en la que se basa "Acorralado", le puso el nombre de Rambo al protagonista por el poeta Rimbaud: qué cosas) y la película se pasa la mayor parte del tiempo contandonos cuanto se aburren. Mi chica me dejó, etc. Historias de la puta mili. Tiene cierto interés la parte que transcurre en el desierto, los cuatro dias que dura la guerra, con los campos petróliferos ardiendo y poco más. Será que aquella guerra no dió ni para hacer una película decente. Lo más "Tres reyes" que era entretenida.
Sam Mendes ha hecho películas muy buenas como "American beauty" y, sobre todo, "Camino a la perdición", pero esta se aleja bastante de su media. Debería coger una camara e irse ahora mismo a Bagdag, con Unai, a filmar la verdad.

6 comentarios:

  1. Ayer estuve viendo en televisión que lo último en viajes es seguir los parajes donde transcurre o donde se ha rodado una película y ponían como ejemplo "El Código Da Vinci" (¡cómo no!) o "Brokeback Mountain" que, por cierto, a ver si en un rato de éstos la veo y que resulta que se rodó en Canadá. "Jarhead" seguro que no tendrá el mismo éxito de convocatoria. Hay cosas que es mejor ver sólo a través de la televisión, pues siempre queda la opción de cambiar de canal y no ver las atrocidades que se comenten en una guerra edificada sobre mentiras. En fin, más Rimbaud y menos Rambo. Aunque nos cueste una temporada en el infierno.

    ResponderEliminar
  2. En una escena, el sargento encarnado por Jamie Foxx dice que le gusta ser marine porque en ninguna otra profesión se pueden ver esas cosas, refiriendose al paisaje dantesco formado por las torres de petroleo ardiendo. Haz turismo invadiendo un pais. Es barato ... y te pagan la estancia.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tus buenas críticas a mi pequeño espacio televisivo.

    Unai Aranzadi,

    ResponderEliminar
  4. No eran elogios gratuitos. Poner al espectador en la piel del reportero, no creo que sea nada fácil. Por ejemplo, en el viaje por carretera a Mosul yo estaba acojonado, como si fuera un pasajero más. Magnífico.
    Por cierto, he buscado blogs de Unai Aranzadi y me han salido un par de resultados en Google, pero no parecen válidos. En fin, seguiré viendo la serie en Documania.

    ResponderEliminar
  5. Estoy documentando algunos países que ni sabía dónde estaban y todos tienen su particular historia con el séptimo de caballería. Después de esto y del post, no pienso ver "Jarhead"... Mejor "V de Vendetta" para el viernes, que es un cómic ;)

    ResponderEliminar
  6. América somos todos: es lo que tienen los imperios. Donde llegue un camión de coca cola ...

    ResponderEliminar