miércoles, febrero 15, 2006

Investigación periodística."El libro negro de las marcas", de Klaus Werner y Hans Weiss


"Su precio era de unos 25 dólares por unidad. No mucho. Por eso Amadou Bamba, el dueño de la plantación de cacao, se dio prisa en llevar dos. La primera de las mercancias compradas lleva el nombre de Abou, la segunda dice llamarse Adama. Abou y Adama tienen diez años. Desde que fueron adquiridos hace tres años por su actual dueño, ambos se desloman trabajando en sus plantaciones junto con veinte niños más de entre ocho y catorce años de edad. Trabajan sin descanso siete días a la semana, desde las seis de la mañana hasta las nueve de la noche. (...) Por paradójico que parezca, la culpa la tiene la riqueza del país: Costa de Marfil es el primer productor mundial de cacao. (...) no cuestan más que un plato de polenta diario"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada